Ir al contenido principal

¡EN ESTA ESQUINA! (EL CLUB DE LA LUCHA VS EL CLUB DE LA PELEA)


Mucho se habla acerca de las adaptaciones que el mundo del cine hace de diversos libros, y no solo de los grandes clásicos literarios. Así que; ¡En esta esquina! Tenemos, a mí entender; una de las más fieles adaptaciones de novelas. Escrita por Chuck Palahniuk es sin duda: «El club de la lucha vs El club de la pelea». Permeada de matices bastante alegóricos de una catarsis interna por parte del autor.


Se publicó en Agosto de 1996, bajo el sello editorial  W.W. Norton & Company para los Estados Unidos. Como un intento de molestar a su editor al no querer publicar una historia anterior de Chuck por ser demasiado perturbadora. No fue concebida como novela, sino que era solo un relato corto, que ahora se encuentra en el capítulo seis, y que se convierte en novela para el libro recopilatorio Pursuit of  Hapinness. Trabajarlo motivado por la inconformidad, terminó volviéndola del gusto de los editores.

En España (el Aleph Editores 1999) la traduce como el club de la lucha. A México llegó con (DEBOLSILLO 1999). La peculiar historia narra la vida de un personaje sin nombre; «un hombre común» que se ve realizado en su alter ego Tyler Durden, llegando a materializar sus demandas contra la sociedad consumista a través de un club de pelea, que pasa a ser una organización que busca aniquilar las grandes compañías.

Todo marcha bien hasta este punto. Una novela que tiene sin duda calidad en su  historia. Que plantea cómo la sociedad viene siendo cada vez menos atenta de sus necesidades reales. Te logra atrapar desde el comienzo y mantiene el ritmo hasta el desenlace de la obra. La manera en que maneja la doble personalidad del protagonista por el insomnio que sufre, te transforma, durante gran parte del relato, un detective que busca respuestas. Llega a ser ese escaparate que ocupa el autor para contextualizar su entorno como persona. Ya que muchos detalles de la historia, tienen que ver con lo vivido por Palahniuk.

El libro, aunque no se considera un fracaso como tal, hablando de las ventas. No logra realmente despegar sino hasta que el director David Fincher lleva esta intrigante historia a la pantalla grande. Donde curiosamente, tampoco logra un éxito en taquilla. El presupuesto para la película fue de sesenta y tres millones de dólares. Recaudando cien millones setecientos cincuenta y tres mil setecientos cincuenta y tres dólares.
Entonces ¿dónde alcanza fama dicha historia?

Desde la publicación del libro, este causó reacciones bastante controvertidas por parte de la crítica. Que no veía realmente solo una historia donde la violencia era expresada abiertamente. También hacían notar el alto contenido de homoerotismo disfrazado  y una abierta propuesta pro machismo, que llegaba a una misoginia plena. Para ellos el autor no solo veía plasmadas sus críticas contra la sociedad, sino que era claro que trataba de exorcizar sus demonios. Ya que años después se declararía gay.

Se dice que tampoco el director Fincher esperaba realmente que fuera un éxito esta película, sino que su intención se veía empalmada con la del escritor Chuck años atrás; al querer con su filme ser esa piedra en los zapatos de Hollywood o por lo menos de los productores que al percibir el alto contenido de violencia y moral ambigua, trataron de modificar la manera en que se daría promoción al largometraje. 

Mucho se sabe acerca de la negativa de la 20th Century Fox para aceptar las propuestas de comercialización del director. Aplazando un par de meses su estreno, argumentando que era un apresurado proceso de postproducción, o conflictos en la promoción, pero muchos señalan que fue por causa de una masacre en la escuela secundaria de Columbine ese mismo año, el mencionado aplazamiento.

La película tiene grandes hechuras. Contó con actores del talante de Brad Pitt y Edward Norton en los papeles principales. Completando el reparto: Helena Bonham Carter, Meat Loaf Aday y Jared Leto. La dirección fue genial. No solamente opinión mía. Mucho de lo que se discutió de la producción, giró sobre el gran trabajo realizado por actores y director. De haber sido otro el tema central, tal vez  la hubiésemos visto en los grandes escenarios de su tiempo.

Sin embargo, el clímax de esta historia llegó hasta que fue editada en DVD. Fue ahí donde alcanza ese grado de culto. Durante su tiempo en cartelera fue vista por mayor número de hombres jóvenes, seguido de mujeres. El público que abarcó fue totalmente volcado hacia esa parte de la sociedad (hombres jóvenes). Pero a partir de su lanzamiento en este nuevo formato, logra atrapar a más de uno. La crítica misma se reinterpreta al hablar de dicha película. Dándole mayor crédito y comienza, ahora sí. El éxito para esta historia

No solo a nivel personal, sino que los que se encargan de calificar al cine, la consideran dentro de las mejores películas de los años noventas. En su momento fue nominada al premio Oscar por mejor efecto de sonido.

No escribo en sí de resaltar los detalles que el director omitió con respecto a la obra. Líneas atrás comento que me parece una historia que respeta muchísimo el trabajo del escritor. El guionista encargado de adaptar la novela fue Jim Uhls, quien hace un trabajo estupendo. Ciertamente tampoco pongo en la balanza cuál fue mejor. Me parece que la historia en sí misma tuvo el potencial de abrirse paso y  lograr ser una de mis favoritas. 

Tanto la obra literaria, como la película, resulta una excelente opción…


No es raro que a través de la fama que consigue la  película. El libro haya alcanzado el grado de superventas. Puesto  que también para el autor, ese nuevo título de película de culto, le permitió realmente despegar como novelista, hasta ser hoy día un escritor en forma, representativo de la Generación X. Tampoco está de más recordar que Chuck Palahniuk escribe su novela mientras desempeñaba un puesto para una compañía de camiones. A donde nunca regresaría después del éxito de la cinta homónima de su libro.

La obra transcendió al grado de tenerse registros de personajes que en la vida real montaron sus propios clubes de lucha.  Algo muy curioso y hasta cierto punto lógico, dada las características del personaje principal. Obviamente, a través del alter ego. Ya que quién no gozaría de poder partirse la cara contra aquello que le tiene sumergido en una monotonía aplastante.

Es así también que una vez más el cine lleva de la mano una novela a un público más amplio. Una historia que se repite en suerte, pero que alcanza en conjunto ese reconocimiento a su debido tiempo. Encontrarse una obra literaria muy controvertida desde la óptica del séptimo arte es una suerte. Y un disfrute para quienes como yo, llegamos primero a la película para luego ir a la novela.

Descubrir desde las primeras líneas la manera en que su autor expone su crítica y desnuda también a la sociedad de su tiempo, Reflejándonos también hoy, en ese entorno social de consumismo y poco apego, es la cualidad de dicha historia. Así es como en ¡En esta esquina!  El club de la lucha vs El club de la pelea se enfrentan.


-Montolivo Llosa.

Comentarios

VISITA LO MÁS LEÍDO

¡SIMPLEMENTE LAS INVENTO! #32

Aún nos queda combustible en nuestro regreso, de nuevo la pluma de Noemí Tejada Flores nos trae un relato perturbador para hacer las delicias en este inicio de semana.

DISFRUTANDO EL DESEO
El hombre escuchaba el noticiero nocturno; quiso poner más atención a lo que  el reportero decía: “Una persona había sido encontrada de bajo de un puente”, lo impactante de la noticia era  que el estado del cuerpo se encontraba con heridas extrañas,  parte de la cara parecía se le habían comido a mordidas, el antebrazo tenia las mismas señales, el glúteo derecho había sido fileteado como si fuera un pedazo de carne de res. La cámara quería acercarse al cuerpo pero sólo se veía una manta blanca que cubría un bulto. Este hallazgo podría tener bastante audiencia y durar por unas semanas en las televisoras.  Los periódicos se llenarían de imágenes horrendas, morbosidad que satisfará a los habitantes de la ciudad. La descripción del sujeto, un hombre de treinta y tantos años, delgado, con facciones finas, …

¡SIMPLEMENTE LAS INVENTO! #30

Damos paso a la edición treinta de esta sección donde compartimos el quehacer literario, y lo hacemos con el debut de nuestra nueva colaboradora Noemí Tejada Flores, haciendo su presentación con un pequeño poema.

45 SEGUNDOS
Por segunda vez he querido tocar el cielo.
Para saber si de verdad existe el algodón.
Por segunda vez se me rompe el corazón, y me encuentro entre cuatro paredes completamente sola.
No hay un tren que pueda ser mi aliado. No hay ni una pastilla para dormir. No hay nada que me atraiga para dejar de sentir.
Por segunda vez siento un vacío en el estómago, y sólo quiero llorar, llorar, llorar.
He sabido que el dolor no se cura; está ahí para siempre. La soledad me acompaña y también me hace caer cuando necesito ser más fuerte.
Por segunda vez quiero tocar el cielo; y descubrir que existe; que tomará mi mano, y nunca jamás me soltará.
Estoy triste. Nadie se dará cuenta porque solo tengo un teléfono donde escribiré que todo está bien, y pondré una carita emotiva. Donde nadie se…

¡SIMPLEMENTE LAS INVENTO! #33

De nuevo aparece Noemí Tejada Flores que nos comparte un cuento para disfrutarlo en este fin de semana largo.


EL MISTERIO DE LA PUNTA DE LA MONTAÑA
Antes de las seis de la madrugada salía a correr, el aire fresco lo respiraba profundamente,  le gustaba ver el cielo todavía oscuro y la estridulación de los grillos cuando pasaba por los jardines de la colonia, el silencio lo relajaba, disfrutar de los caminos solitarios le daba tranquilidad y continuaba así hasta llegar a la orilla. Tomaba una pendiente para regresar por el mismo lugar, tenía más altura el recorrido pero ir solo no era nada recomendable así que apenas llegaba al principio de las faldas de la montaña. Empezó a caminar por las mismas calles de regreso casa, se sentía diferente, el aire era más pesado, como si lo compartiera con alguien más. Se sentía cansado, miró su reloj para medir el kilometraje de su carrera. Se quedó pasmado, no podía creer que tan sólo fueran ochocientos metros. Se preocupó, tal vez algo le estaba pas…