Ir al contenido principal

FREAK SHOW

En 1932 el director Tod Browning, responsable de la película original de Drácula con Bela Lugosi, lanza al mundo la película Freaks; conocida en esta latitud como Fenómenos o La parada de los monstruos en tierras ibéricas. La cinta significaría un fracaso y el principio del fin para la carrera de Browning, aunque no porque fuera una película mala, sino porque la gente de la época no estaba listo para lo que aparecía en pantalla.

La historia se centra en un circo de fenómenos, justo cuando el enano Hans se vuelve rico por medio de una herencia, cosa que lo hace blanco de los cortejos de la hermosa trapecista Cleopatra hasta llevarlo al extremo del matrimonio. Lo que desconoce es que la trapecista y su amante, el forzudo del circo, ejecutan un plan para envenenarlo lentamente a fin de quedarse con su riqueza. Depende de los fenómenos amigos de Hans descubrir la trama y tomar venganza por su amigo bajo su lema: Quien lastima a uno, nos lastima a todos.


El problema de la película fue que Browning, aprovechando que durante su juventud trabajó en varios circos ambulantes, se hizo con los servicios de auténticos monstruos circenses para el elenco de la película. El resultado del espectáculo en las salas de cine fue desde desmayos hasta simulacros de abortos. Si a eso le sumamos la horrible venganza que perpetran los monstruos, castrando al forzudo y deformando a Cleopatra, entendemos la reacción del público de los años treinta.

Aunque el estudio lanzó una versión recortada con un forzado epílogo feliz, fue imposible rescatar la cinta y debió esperar treinta años para ser aceptada como una obra de culto e incluso obtener su lugar en la Biblioteca del Congreso de Estados Unidos. Pero ya que mi fuerte no es el cine, toca el giro esperado y revelar que la fuente de esta película radica en la página impresa, fruto de un escritor que es desconocido incluso en su propia patria.

Espuelas de Clarence Aaron “Tod” Robbins

Diez años antes del arriesgado experimento de Browing, en las páginas de la revista Munsey’s Magazine aparece el relato Espuelas de la pluma del que firmara como Tod Robbins. Del autor se conoce la publicación del al menos cinco novelas y tres colecciones de cuentos, pero todas pasaron sin pena ni gloria. Tras emigrar a Francia y pasar la segunda guerra en un campo de concentración, muere en Italia en 1949 sin mayor reconocimiento.

Ahora hablemos del cuento, que se ha buscado encuadrar en la tradición del terror gótico aunque, en mi opinión, entra más en el campo de lo grotesco, incluso coqueteando con el gore. Aunque no, a los niveles de la venganza final que se muestra en la película.

El cuento es la historia de Jacques Courbé, el enano del Circo Copo al que se describe como un sentimental, puesto que imaginaba ser un intrépido caballero cuando entraba en la pista a lomos de San Eustaquio, un gran perro de raza anónima, para acallar las burlas del brutal público que se entretenía lanzándole cuanta porquería tenía a mano.

El amor llega al enano en la figura de la amazona Mademoiselle Jeanne Marie, que llega a la carpa con su espectáculo de equitación al lado del apuesto jinete Simón Lafleur. Courbé se encela de la cercanía del jinete con su amada, sin saber que son amantes en secreto, y se la pasa pensando como conquistar el corazón de la amazona. Al final la suerte le sonríe y la muerte de un tío lo vuelve rico, cosa suficiente para ganarse el matrimonio con Marie.


Ya sabiendo lo de la película, resulta obvio que el único interés de Marie es el dinero y junto a su amante traza un plan para eliminar a su esposo. Pero en esta ocasión el enano no cuenta con la ayuda de los demás miembros del circo, víctima de su carácter huraño y del narcisismo propio del resto de fenómenos, que arruinan su boda al discutir cuál de ellos era más importante para el éxito del circo.

Aparte de la pelea de sus colegas, su mujer lo humilla en el banquete de bodas al afirmar que “podría cruzar Francia de lado a lado cargándolo sin mayor esfuerzo”, incluso retirándolo de la fiesta en brazos mientras el enano pataleaba por librarse. Pero Courbé no está solo ante el peligro y será su fiel perro Eustaquio quien al final incline la balanza en su favor.

Los meses pasan y una noche la amazona aparece en el camerino de quien fuera su amante, muy desmejorada y asustada. Entonces contará como el enano, apoyado en la ferocidad de Eustaquio, convirtió su vida en un infierno casi al punto de esclavizarla. Para ella lo peor es que Courbé calculó la distancia que había entre los extremos de Francia y todas las mañanas la obligaba a caminar con él a cuestas mientras la azuzaba con unas afiladas espuelas, asegurando que aquello duraría hasta que cubriera los kilómetros pautados.

El cruel final llega cuando Courbé y Eustaquio se presentan ante la pareja, dando cuenta de Lafleur para continuar su ajuste de cuentas con la mujer. Muchos lo califican como una clásica obra donde un hombre logra doblegar a una mujer independiente, a símil de La fierecilla domada de Shakespeare. En mi opinión es una historia de venganza, quizá desmedida y en definitiva grotesca, pero el hecho de que las víctimas merecen su suerte debilita el aspecto del terror. En su defensa diré que se esfuerza porque aborrezcamos al enano en lugar de empatizar con él.

Si ya conocías la película, darle un vistazo al cuento resulta un ejercicio interesante y una buena introducción a un ancestro del gore. En caso de desconocer ambos es una buena oportunidad para ver una película que sufrió por adelantarse a su tiempo y leer un cuento extraño de un pluma desconocida. El cuento yo lo leí en Siete relatos góticos del papela a la pantalla de Ediciones jaguar, según una reciente búsqueda ya fue descatalogado, pero con un poco de tiempo estoy seguro que encontrarán ambos.
  
-El colgado de las letras.

Comentarios

  1. Una película bastante grotesca para la época, pero finalmente una joya para ese cine encantado, lleno de seres reales y fantásticos. Ahora será cosa de leer este cuento que se recomienda.

    ResponderBorrar

Publicar un comentario

VISITA LO MÁS LEÍDO

¡SIMPLEMENTE LAS INVENTO! #32

Aún nos queda combustible en nuestro regreso, de nuevo la pluma de Noemí Tejada Flores nos trae un relato perturbador para hacer las delicias en este inicio de semana.

DISFRUTANDO EL DESEO
El hombre escuchaba el noticiero nocturno; quiso poner más atención a lo que  el reportero decía: “Una persona había sido encontrada de bajo de un puente”, lo impactante de la noticia era  que el estado del cuerpo se encontraba con heridas extrañas,  parte de la cara parecía se le habían comido a mordidas, el antebrazo tenia las mismas señales, el glúteo derecho había sido fileteado como si fuera un pedazo de carne de res. La cámara quería acercarse al cuerpo pero sólo se veía una manta blanca que cubría un bulto. Este hallazgo podría tener bastante audiencia y durar por unas semanas en las televisoras.  Los periódicos se llenarían de imágenes horrendas, morbosidad que satisfará a los habitantes de la ciudad. La descripción del sujeto, un hombre de treinta y tantos años, delgado, con facciones finas, …

¡SIMPLEMENTE LAS INVENTO! #30

Damos paso a la edición treinta de esta sección donde compartimos el quehacer literario, y lo hacemos con el debut de nuestra nueva colaboradora Noemí Tejada Flores, haciendo su presentación con un pequeño poema.

45 SEGUNDOS
Por segunda vez he querido tocar el cielo.
Para saber si de verdad existe el algodón.
Por segunda vez se me rompe el corazón, y me encuentro entre cuatro paredes completamente sola.
No hay un tren que pueda ser mi aliado. No hay ni una pastilla para dormir. No hay nada que me atraiga para dejar de sentir.
Por segunda vez siento un vacío en el estómago, y sólo quiero llorar, llorar, llorar.
He sabido que el dolor no se cura; está ahí para siempre. La soledad me acompaña y también me hace caer cuando necesito ser más fuerte.
Por segunda vez quiero tocar el cielo; y descubrir que existe; que tomará mi mano, y nunca jamás me soltará.
Estoy triste. Nadie se dará cuenta porque solo tengo un teléfono donde escribiré que todo está bien, y pondré una carita emotiva. Donde nadie se…

¡SIMPLEMENTE LAS INVENTO! #33

De nuevo aparece Noemí Tejada Flores que nos comparte un cuento para disfrutarlo en este fin de semana largo.


EL MISTERIO DE LA PUNTA DE LA MONTAÑA
Antes de las seis de la madrugada salía a correr, el aire fresco lo respiraba profundamente,  le gustaba ver el cielo todavía oscuro y la estridulación de los grillos cuando pasaba por los jardines de la colonia, el silencio lo relajaba, disfrutar de los caminos solitarios le daba tranquilidad y continuaba así hasta llegar a la orilla. Tomaba una pendiente para regresar por el mismo lugar, tenía más altura el recorrido pero ir solo no era nada recomendable así que apenas llegaba al principio de las faldas de la montaña. Empezó a caminar por las mismas calles de regreso casa, se sentía diferente, el aire era más pesado, como si lo compartiera con alguien más. Se sentía cansado, miró su reloj para medir el kilometraje de su carrera. Se quedó pasmado, no podía creer que tan sólo fueran ochocientos metros. Se preocupó, tal vez algo le estaba pas…